Terapia de grupo

La terapia de grupo es una forma especial de terapia en la que un grupo pequeño de personas se reúne, guiado por un psicoterapeuta profesional, para ayudarse mutuamente. Este espacio ofrece un contexto apropiado para compartir los problemas o preocupaciones, para entender mejor la propia situación personal, y poder aprender recursos para lidiar con las dificultades que conlleva padecer problemas de salud mental.

La terapia de grupo ayuda a que las personas se conozcan mejor a sí mismas, e indirectamente también ayuda a mejorar la manera en la que nos relacionamos con los demás. En definitiva, el objetivo es que los integrantes del grupo puedan mejorar su calidad de vida.

Aunque este tipo de terapia tiene muchos beneficios, se recomienda que sea un complemento a la terapia individual. Pero no en todos los casos debe ser así. Por ejemplo, podría ser útil, para una persona que ha superado un problema grave de ansiedad y/o depresión, que asista a las terapias de grupo como una forma de mantenimiento de la terapia y no desvincularse de golpe del tratamiento psicológico. Ni qué decir tiene, además, los beneficios que una persona que ha superado estos problemas, podría aportar al grupo, compartiendo sus experiencias y aprendizajes con otras personas que estén iniciando el proceso de recuperación.

TerapiagrupEn otros casos en los que la persona sufre un problema de salud mental que puede ser grave (por ejemplo una depresión grave, trastornos de ansiedad, trastorno bipolar, etc.) la psicoterapia de grupo sí que debería ser un complemento a la terapia individual, priorizándose ésta por encima de la grupal. Esto debe ser así porque, cuando se sufre sintomatología grave, el bloqueo que presenta la persona, impide poder seguir el grupo con aprovechamiento.

El psicoterapeuta valorará la adecuación o no de asistir a una terapia grupal.

En estas sesiones, aunque el terapeuta asume la responsabilidad clínica del grupo, cada uno de los miembros se ocupan de expresar con libertad sus dificultades, emociones relacionadas, pensamientos y reacciones para con su problema. A través del grupo se puede obtener comprensión y ayuda, y los miembros que componen el grupo pueden actuar como ayudantes terapéuticos unos de otros. El terapeuta servirá como guía.

El grupo deberá comprometerse a mantener la confidencialidad de todo lo que se explique a las sesiones. Para asegurar esto, cada miembro del grupo firmará un compromiso de confidencialidad para esta finalidad.

Los únicos requisitos para poder formar parte de estas terapias es hacerse socio de la asociación y cumplir los criterios de adecuación para la terapia de grupo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR