Terapia psicológica individual

Terapias psicológicas dirigidas a niños, adolescentes y adultos.

La terapia individual sirve para que tengas un mejor conocimiento de ti mismo/a. Te ayudaremos a entender mejor tus reacciones y de qué emociones, pensamientos y conductas van acompañadas, para que puedas tener más autocontrol sobre todo esto, y puedas así desarrollar una autoestima más sana que te ayudará a funcionar mejor en los diferentes ámbitos de tu vida: relaciones sociales, trabajo, familia, pareja, etc.

En la primera visita, se expone el motivo de consulta y el objetivo que se quiere conseguir (esto, evidentemente, lo determinará la persona afectada). Rara vez se puede llegar a un diagnóstico psicológico en la primera sesión, es prudente esperar, y si es necesario hacer una evaluación más profunda, para poder explorar en profundidad la problemática que se presenta.

Entender lo que pasa, es imprescindible para ayudar a la persona a mejorar y poder así aprender los recursos necesarios para hacer frente a su problema. Es muy importante darle un sentido a lo que te está pasando, y generalmente cuando se consigue esto, ya se produce un cambio y una mejora significativa en el estado emocional de la persona. Este es el primer paso de la terapia.

TerapiaindividualHay diferentes tipos de terapia que se pueden aplicar en función del problema a tratar. Las terapias de neuroprocesamiento están demostrando obtener resultados y cambios profundos en la persona. Algunos ejemplos de éstas serían la terapia EMDR y la Brainspotting.

Otro tipo de terapia es la Cognitivo-conductual enfocada en la vinculación que existe entre el pensamiento y la conducta.

Pero lo más habitual es que la línea de trabajo de nuestros profesionales sea la psicología integradora, que atiende a los diferentes aspectos del ser humano.

Al principio, es conveniente (no obligatorio), que se realice una sesión por semana, y a medida que la persona vaya mejorando, se pueden ir espaciando las sesiones con una frecuencia quincenal o mensual. La duración de cada sesión es de 1 hora, y puede ser frecuente que el psicoterapeuta recomiende alguna tarea para realizar fuera de la terapia, como por ejemplo: ejercicios de relajación, hacer un registro de pensamientos en momentos de malestar, etc.

No podemos especificar la duración total de una terapia, pues aquí intervienen diferentes factores que hacen que se puedan presentar diferencias importantes entre una persona y otra a la hora de superar un problema.

Si no ha ido nunca a un psicólogo, no se preocupe si no sabe qué decir, él/ella le guiará hasta llegar al origen de su malestar y así poder empezar a trabajar para su mejora.

Evidentemente, y aunque entendemos que se da por supuesto, aclararemos que por ley y por su código deontológico, los profesionales tienen la obligación de guardar el secreto de todo lo que la persona afectada explica a las sesiones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. CERRAR